Cada vez más frecuentes, los embarazos tardíos retan a la naturaleza a la ciencia médica.  Una mirada desde otra óptica al milagro de la maternidad.

Diversas razones han desplazado la edad reproductiva de la mujer en los últimos cincuenta años, y quizás la de más peso sea su profesionalización e ingreso al mundo laboral. Pero independientemente de los motivos sociológicos, es una realidad que mientras hace un tiempo los 40 se relacionaban con la llegada de la menopausia, ahora muchas mujeres piensan en la maternidad.

¿Cuál es la edad ideal para tener un hijo? A esta pregunta responde el doctor Jorge Eduardo Ramírez Vélez, ginecólogo especialista en medicina fetal: El momento ideal es aquel en el que la pareja está lo suficientemente madura como para tomar una decisión tan trascendente como la de tener un hijo. Profundamente deseados, los hijos de madres tardías tienen la suerte de llegar a un hogar que se ha preparado para recibirlo, que si bien es cierto que los padres no tienen el mismo dinamismo que a los 20 años, el amor será la fuente de energía y de paciencia necesarias para acompañarlos mientras crecen. Sin embargo, es importante que estas parejas tengan en cuenta que después de los 35 años cualquier embarazo debe ser considerado como de alto riesgo, pues el cuerpo puede no tener las condiciones físicas, hormonales y de elasticidad apropiadas. Además, las probabilidades de concebir hijos con problemas cromosómicos se incrementan.

HABLAR CLARO
Aunque la cercanía de los 40 no es sinónimo de complicaciones durante el embarazo, sí representan una etapa de madurez orgánica y síquica en la vida de la mujer en la que suelen manifestarse algunas condiciones particulares de salud, como la hipertensión arterial, el incremento de colesterol en la sangre, las alteraciones de la función tiroidea (hipotiroidismo o hipertiroidismo), o inconvenientes para conservar el peso adecuado. En los embarazos a esta edad se presentan con mayor frecuencia la preclampsia, que es la hipertensión inducida por el embarazo y que tiene grandes riesgos, la diabetes gestacional, los partos prematuros y los recién nacidos de bajo peso.

Es importante saber que muchas de estas complicaciones se previenen con un correcto control prenatal y cumpliendo rigurosamente las indicaciones médicas. Una vida ordenada en todos los aspectos: alimentación balanceada, actividad física periódica, sueño y estabilidad emocional, sumados a la cooperación de la pareja, son la mejor fórmula para un embarazo saludable a cualquier edad. Y otra buena noticia es que el avance de la medicina permite detectar hoy las dolencias de la madre, y controlarlas antes del embarazo, de tal forma que ésta lo inicie en las mejores condiciones. Esto disminuye algunos de los riesgos inherentes a la edad.

RIESGOS GENÉTICOS
Ésta es una de las grandes preocupaciones de los padres, especialmente cuando la mujer se acerca a los 40. Está demostrado que a esta edad se incrementan las probabilidades de concebir fetos con desórdenes de origen genético, como el síndrome de Down. En este aspecto también es importante conocer los antecedentes familiares para sopesar el riesgo. Sobre los hombres, aunque no existen una versión definitiva acerca de la edad límite recomendada para procrear, se considera que a partir de los 55 o 60 años disminuyen las posibilidades de tener un bebe saludable.

Los adelantos científicos ofrecen alternativas para conocer los riesgos genéticos mediante estudios, alguno de ellos son los métodos no invasivos, como las ecografías y otras pruebas, que logran en conjunto una detección de cerca del 80% de los casos afectados. Entre los estudios invasivos se encuentra la amniocentesis (el estudio del líquido amniótico) y la medición de las vellosidades coriónicas, con las cuales puede detectarse cerca del 100% de los casos afectados. La elección del tipo de estudio recomendado debe tomarse bajo la asesoría del especialista.

Ser madre a los 40 es un acontecimiento tan maravilloso con a los 20 o a los 30 años. Lo básico es asumir el compromiso de cuidarse con la conciencia de que la salud del bebé está en manos de los padres y del especialista.

SÍNDROME DE DOWN

Las posibilidades de presentar anormalidades cromosómicas aumentan con la edad, pero la preparación y un adecuado seguimiento médico son alternativas eficaces para controlarlas.

Edad materna en años   Riesgo
             20                           1/1527
             25                           1/1352
             30                           1/895
             35                           1/356
             40                           1/73
             41                           1/55
             42                           1/41
             43                           1/30
             44                           1/23

Fuente: Jorge Eduardo Ramírez Vélez, ginecólogo especialista en medicina
Revista 5 Sentidos maternidad (Edición especial)

Subir