“Tómate este producto que es natural, si no te sirve tampoco te hace daño”: una frase que en muchas ocasiones hemos escuchado; EPS SURA te invita a ser precavido, consúltale primero a tu Médico de Familia, teniendo presente que el consumo de plantas medicinales, en algunas ocasiones, puede alterar los tratamientos y las enfermedades.



 

Pensemos en algo: si consumimos un producto natural estamos buscando que nos alivie o que, por lo menos, nos disminuya el dolor o malestar. Eso quiere decir que estamos seguros de que tiene sustancias (propiedades) que producen cambios en el organismo.

Esta reflexión nos dice que los productos naturales sí causan efectos en el cuerpo, entonces la pregunta más importante de todas es, ¿estás 100% seguro de conocer todos los cambios que pueden desencadenarte esas pastillas, polvos, bebidas, yerbas y demás remedios naturales que te están ofreciendo?

Sabías, por ejemplo, que:

Hace algunos años se puso de moda en el país consumir cierto tipo de flor para bajar de peso y en efecto las personas lograban el objetivo, pero de una forma poco saludable, pues tenían diarreas a continuidad con el agravante de que las otras sustancias de la planta les empezaron a generar problemas cardiacos. Como se dice popularmente, “resultó peor el remedio que la enfermedad”.

Razón 1 para consultarle al Médico de Familia antes de tomar un producto natural: los efectos secundarios que este pueda tener.

Ante la anterior explicación, muchos podrían decir, “eso le pasa a quienes consumen cantidades exageradas”. La inquietud que surge es ¿cuál es la medida normal y cuánto es demasiado?, por ejemplo, existen pacientes que para controlar la presión alta acuden a ciertos productos naturales y cuando van a consultar al médico ya presentan una condición igual de delicada: tener la presión baja.

Razón 2 para consultarle al Médico de Familia antes de tomar un producto natural: los efectos pueden resultar opuestos o contrarios a los esperados.

Algunas personas acuden a complementar el uso de medicamentos con productos naturales, dicen por ejemplo, “tómate las pastillas con esta agüita de hierbas”, sin saber que algunas de esas combinaciones pueden quitarle el efecto al tratamiento, aumentarlo a niveles poco saludables o causar otros efectos como insomnio.

Razón 3 para consultarle al Médico de Familia antes de tomar un producto natural: las combinaciones poco saludables que se pueden producir con los tratamientos médicos.

Así como muchas personas son alérgicas a algunos alimentos, también existen cuerpos que no resisten ciertos tipos de plantas o sustancias naturales, generando desde brotes en el cuerpo, hasta situaciones de mayor gravedad como asfixia, entre otras.

Razón 4 para consultarle al Médico de Familia antes de tomar un producto natural: las reacciones alérgicas que se puedan presentar.

Ten presente que los pacientes con enfermedades crónicas o que comprometan los signos vitales como presión arterial alta o baja, diabetes, colesterol, anticoagulados, cardiovasculares y VIH/SIDA, entre otros, son quienes más precauciones deben tomar con el consumo de productos naturales.

Destacado

Tu salud es lo primero, así que:

Evita automedicarte o aceptar sustancias recomendadas por amigos o familiares.

Toma medicamentos sólo prescritos por el personal médico de tu EPS.

Asegúrate de que la mitad de tus platos estén llenos de frutas y verduras.

Si vas a llevar una dieta, que sea recetada para ti por un nutricionista.

Duda y abstente de ingerir cualquier medicamento o producto natural que no tenga registro INVIMA.

 
Artículo desarrollado con el apoyo de Iván Darío Arboleda, Profesional EPS SURA.
 
 

 

Subir