¿Qué sentirías si durante unos minutos, todo quedara en silencio?, es posible que tu respuesta sea tranquilidad. Ahora piensa, si esa sensación de no escuchar al mundo se prolongara por días, meses, años, ¿cuáles serían los sentimientos que experimentarías?

EPS SURA te acompaña con información importante para que protejas tus oídos:


El oído es un órgano que se limpia por sí solo y no requiere medidas extras, de hecho la cera está hecha para proteger la audición. Solo los debes asear por fuera.

Abstenerse en todo momento de utilizar copitos, por lo general, suelen quedar restos de estos en el oído o pueden empujar la cera hacia la membrana del tímpano. Además está prohibido meterse cualquier elemento al oído, como ganchos o pinzas.


Ten presente que el riesgo de pérdida de audición aumenta a medida que el sonido se hace más intenso y se prologa en el tiempo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “está demostrado que, con la mayoría de dispositivos, utilizar auriculares para escuchar un sonido al 95 % del volumen máximo, durante cinco minutos, daña la audición”.


Si sufres de los oídos o te suele dar otitis en vacaciones, usa tapones auditivos al ingresar a piscinas, charcos, ríos y mares.
Sécate bien los oídos después de nadar, sacudiendo la cabeza para que salga el agua.
Evita cubrir los oídos con arena, por ejemplo, al jugar en la playa.
Si tienes dificultades en los oídos, abstente de sumergir la cabeza en el agua.

¿Qué es la otitis?

En términos generales es la infección o inflamación del oído. Entre algunas de sus causas más frecuentes se encuentran:

Presencia de agua en el oído.
Ingreso al oído de arena, humo de cigarrillo u otros elementos.
Acumulación de mucosidades por gripas frecuentes.
Afecciones en la garganta.
Restos de copitos en los oídos.
Humedad en el ambiente.

Una medida práctica para reducir el dolor mientras recibes atención médica es poner un paño seco caliente sobre el oído. Así el dolor desaparezca, debes acudir a tu médico de familia para que te revise.

Subir